Buscar este blog

lunes, 15 de octubre de 2012

Chile.
Mapuches: ¿Hasta cuando seremos testigos de tanta injusticia; hasta cuando...


      


Fotos extraídas de Imágenes Google.

...autoridades de gobiernos "europeizados", van a humillar a los autóctonos habitantes de nuestra América, golpeando a niños y mujeres, encarcelando a quienes gritaron a los cuatro vientos y en Plaza pública, sus verdades sin empuñar otras  armas, que los carteles manuscritos por ellos mismos?
   ¿Será que no basta con haberlos casi exterminado; con obligarlos a vivir el resto de sus vidas en lugares llamados de "Reservaciones", y obligarlos a renunciar a sus costumbres ancestrales  de sobrevivencia originales; a inculcarles - muchas veces por la fuerza - las religiones europeas, con mártires y Dioses árabes, en detrimento de sus propias religiones mucho más coherentes, pues nacen de la propia Naturaleza, que se ven y se palpan aún hoy?
   Los indígenas no son seres inferiores ...¡No, senhor!. Simplemente son algo diferentes: hablan diferente; sus Dioses y Diosas, son diferentes; sus costumbres y normas de convivencia, son diferentes y hasta sus responsabilidades familiares son diferentes.
   En las fotos aparecen los Mapuches, pero hay otras etnias y tribus distribuídas por toda la Patria Grande, que sufren las mismas consecuencias de la intolerancia  de los viciados en dinero, que todavía ponen como premisa el multiplicar sus poses terrotoriales y financieras, en lugar de preservar la dignidad  y auto- determinación de quiénes llegaron varios siglos antes, a convivir y proteger esta"Madre Tierra" - que los europeos ocuparon por la fuerza, para explotarla irrespetuosamente -. ¿Quién, que haya nacido en las Américas Azteca, Inca o Maya, no siente un orgullo ancestral por esas civilizaciones que habían alcanzado un alto grado de educación en diversos órdenes culturales y científicos? Cuando vemos un descendiente de pura sangre, de nuestros indígenas latinoamericanos, no es posible hacerlo con desdén, pues estamos viendo a un descendiente de las civilizaciones que aquí estaban antes de la llegada de los europeos, que los dejó deslumbrados y celosos de  sus culturas, en muchos casos superiores a la de ellos mismos. Ellos, los blancos de ultramar, intentaron aniquilarlos para que no trascendiera esa supremacía. Como no lo lograron, aniquilaron sus culturas, y los englobaron en el mismo círculo de otras etnias indígenas, que no habían alcanzado su esplendor y maginificiencia, para así exponerlos como salvajes herejes y estigmatizarlos al más bajo nivel cultural. Aún hoy hay anquilosados individuos que se esfuerzan por mantener ese estigma muy latente...el trato a los Mapuches, es una viva prueba de ello.
   Deberíamos estar en las calles de nuestras ciudades, solidarizándonos con las Naciones nativas de todos los países en donde se ultrajan y maltratan a los pocos indígenas que sobraron de los genocidios perpretrados por los ibéricos (castellanos y lusos), que aunque los esfuerzos por disimular la vergüenza histórica sea grande, ésta seguirá obscureciendo el "orgullo" de haber "civilizado" a las Américas central y del sur.
    En Chile, el "democrático" Gobierno de Piñera está obligando a los cuatro mapuches presos a comer, para que no cometan el ignominioso acto de sufrir inanición, en reclamo de los derechos de su pueblo. Todavía hoy, se le teme a los mártires, a pesar de hacer doce años que vivimos en el siglo XXI. 
   Quebremos todos, lanzas por la lucha Mapuche, que representa el dolor de los verdaderos dueños de estos territorios; representa la capacidad inteligente de tener empatía, para convivir con justicia y en paz, junto a las culturas autóctonas que no deben ser borradas del  mapa social de nuestra Sudamérica. 
   Walter E. Carena
   Twitter: @wcarena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario