Buscar este blog

martes, 4 de diciembre de 2012


La alegría de los Rioplatenses duró poco...


 
Felipe Scolari                                         Carlos Alberto Parreira

.....hasta que la CBF logró formar un temible dúo, para conducir las riendas de la más poderosa máquina de fútbol de las Américas: Brasil.
  Argentina y Uruguay se frotaban las manos, pensando que en el próximo mundial, el inefable Mano Menezes les daría la chance de ser favoritos para la obtención del máximo galardón del fútbol mundial. Ahora, uno de los dos corre serio riesgo de ser desplazado de ese supuesto favoritismo por la escuadra verde-amarela, pues dos técnicos campeones del mundo, se harán cargo del equipo penta-campeón. La CBF se la jugó a pleno, por ser locatario, y para no sufrir otra vergonzosa derrota en su máximo coliseo: El místico Maracaná. 
   Debo confesar, que no me sorprendió la elección de "Felipao", aunque sí, la de Parreira. El primero ya demostró que es DT de selecciones (Brasil, Portugal), pues en las dos que dirigió, se salió muy bien. No es lo mismo dirigir un club, que una selección - un club solo representa a su entidad y a su zona de influencia, mientras que una selección es representativa de toda una Nación, de todos los clubes de ésta, y hasta de un Continente; los jugadores tienen responsabilidades diferentes, por ser los de mayor marketing deportivo a nivel mundial, no suelen corporativizarse en contra del DT o del equipo técnico, pues todo el planeta los observa desde el momento de la convocación, lo que hace que el responsable por dirigirlos adquiera poderes que en un club, jamás tendría.
  Carlos A. Parreira, me sorprendió, pero no mal, todo lo contrario. Este señor, en el mundo del fútbol ostenta un currículum brillante. Ha ganado todo tipo de  campeonato, tanto en clubes, como en selecciones. Tetra Campeón Mundial con Brasil; dirigió dos selecciones africanas y tres árabes, y una larga lista de clubes brasileños y extrangeros.
  Si estas dos fieras, veteranas y de fuertes personalidades, logran trabajar en armonía, varias escuadras mundialistas habrán de ponerse aprehensivas, cuando el árbitro dé el primer pitazo en Brasil 2012. Máxime, si la otra fiera que corre trás el balón, y que ha estado ausente en la era Mano, y ahora en la mira de "Felipao", pasa a integrar el nuevo equipo. Esta tercera fiera, viene acumulando rabia y muchas, muchísimas ganas  de vestir la verde-amarela: Ronaldinho Gaúcho. Este crack, ya demostró que su apagón fue pasajero; jugando en el Atlético Mineiro, volvió a ser, en gran parte, el Ronaldinho que tanto encantó a los que adoramos el fútbol.
   Hay muchos jugadores brasileños, que tienen sobradas condiciones para ser seleccionados. El problema, ha sido que el DT anterior, no supo combinarlos. Algo que Scolari sabe hacer muy bien. Lo que tal vez sepa, pero no aplica, es dominar la paciencia, con sus dirigidos y con las máximas autoridades del fútbol. Parreira es conocido por su caracter firme, pero pacientemente diplomático. 
   Conclusión: este Brasil va a dar que hablar y que temer. A los rioplatenses nos resta continuar estando a la altura de los campeones del mundo, y de cometer un mínimo de erroes tácticos, lo que creo, serán éstos un  factor determinante mientras la pelota mundialista esté rodando. 
  Otra premonición que me atrevo a hacer (y que no deja de sorprenderme), es que la Vino Tinto - Venezuela - estará por 1ª vez en un Mundial de Fútbol.
 
  Walter E. Carena
  Twitter: @wcarena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario