Buscar este blog

miércoles, 16 de enero de 2013

¡Revolucionarios! Mucha fuerza en una sola palabra.
Video: Alí Primera - Comandante amigo.

    Daniel Ortega,     Maurice Bishop y Fidel Castro            

   
Ernesto Che Guevara                          Imágenes extraídas de Google

  Palabra estigmatizada
   Nunca una palabra fué tan estigmatizada como Revolucionarios. Ni siquiera la palabra Revolución, lo fué de tal modo. Tal vez sea por que ésta última se ha comercializado, se ha utilizado hasta en discursos políticos, cuyos oradores están muy lejos de ser luchadores por cambios profundos, en pro de los más débiles; los desposeídos; los olvidados en los campos roturados de los latifundistas; de los que no tuvieron oportunidad de ir a las escuelas, porque el trabajo infantil no se los permitía. Hasta porque esa palabra se asocia con varios significados:

Lengua española
imprimir

revolución
(Del lat. revolutio, -onis. )
s.f.  Acción y resultado de revolver o revolverse.
POLÍTICA, SOCIOLOGÍA  Cambio radical, y en ocasiones violento, en las instituciones políticas, económicas o sociales de una nación .
   EJEMPLO: el campesinado aprobaba la revolución.
Cambio radical en cualquier cosa .
   EJEMPLO: la informática ha sido una revolución en casi todos los ámbitos.
  SINÓNIMO: transformación
Alteración del orden público .
   EJEMPLO: los manifestantes causaron una revolución durante la manifestación.
  SINÓNIMO: alboroto, rebelión
MECÁNICA  Giro o vuelta completos que da una pieza o un cuerpo sobre su eje o un centro.
ASTRONOMÍA  Vuelta dada por un astro a lo largo de toda su órbita por el espacio.
MEDICINA  Conmoción y alteración de los humores.
GEOMETRÍA  Rotación de 360 grados de una figura en torno a su eje


  En cambio, Revolucionarios, aunque también tiene varios significados, se suele asociar en casi el 100% de los casos, con hombres,  mujeres y niños que dieron o arriesgaron sus vidas en defensa de un ideal. Hay quiénes se atreven a darle una connotación peyorativa, pero a esos, no vale la pena tenerlos en cuenta.
  El estigma es noble, muy acertado y definidor de lo que representa: Personas de ambos sexos, y de todas las edades que se entregaron en cuerpo y alma, en pos de un sueño, que lejos de ser individualista, es, fue y será absolutamente colectivo. Se podrá estar de acuerdo, o no, con las causas que los motivan a entregarse a la mortal hazaña de combatir a fuego y plomo, pero nunca se podrá negar que esa entrega es en defensa de derechos sociales, y no individuales; no se combate para ganar algo en benefício propio, sino para lograr benefícios para las comunidades; no se arriesga la vida por un sueldo o una recompensa financiera; sus vidas no tienen precio, aunque sí, mucho valor.
 Esta lucha está completamente desligada de todo interés económico, y por el dinero se siente el más profundo desprecio en los campamentos de nuestro Ejército”. General Sandino.
  Revolucionarios son los héroes de los pueblos oprimidos, los justicieros de las causas, y los bandidos de la Prensa oligarca. El Revolucionario no se retira, no se jubila, pues nunca deja de serlo, si la vejez le borra la memoria, nunca le borrará las ideas. 
  El alma del guerrillero Revolucionario, permanece siempre presente,  donde la injusticia social pretende ganar terreno entre las masas humildes, aún después de que su cuerpo desaparezca, educando con el ejemplo altruísta y la intrepidez de sus actos. 

   Sea esta reflexión, un humilde homenaje a todos los guerrilleros Revolucionarios, pasados, presentes y futuros, de nuestra América Latina y del mundo!
 
 

     Walter E. Carena
     Twitter: @wcarena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario