Buscar este blog

miércoles, 21 de agosto de 2013

ZEALOT y el Che Guevara Judío
El iraniano Reza Aslan, confirma en su último libro (Zealot) que Jesús de Nazaret fué un revolucionario, y no un pacifista.

        

Un Che Guevara


  Lo dijo literalmente: "Era un Jesús más para Che Guevara, que para Madre Teresa de Calcuta", en un reportaje que le hiciera recientemente el periodista Rodrigo Turrer, y que publicó la revista Época - Nro 795, de Brasil (www.epoca.com.br)
  Para quienes poseemos ideales revolucionarios socialistas, la tesis de Aslan no es ninguna novedad. Lo venimos escuchando desde nuestros primordios políticos, en épocas estudiantiles. 
  Personalmente, nunca tuve motivos para dudar de la existencia del Cristo, tampoco tuve pruebas tangibles para estar absolutamente convencido de ello. Estoy seguro que a un gran número de agnósticos, y no-religiosos  (como es mi caso ), les pasa lo mismo en relación al personaje más importante de occidente desde hace casi 2000 años: lo admiramos por sus principios sociales, y lo identificamos con el Che.
  Innumerables religiones y seudo-religiones, han venido explotando su imagen y sus ideas,  financiera y mercantilmente; lo usan para asustar, para crear falsas esperanzas y absurdas ilusiones...para ganar dinero y poder. De la misma forma que se usa la clásica imagen del Che en diversos artículos, aunque quiénes ganan con ella, vean a nuestro héroe latinoamericano como enemigo de sus intereses políticos...y hasta lo repudien.
  Esa es la insana hipocresía, que organizaciones creadas por individuos materialistas predican falsamente, decoradas de espiritualidad y bien-estar social.
   Está a la vista para quien quiera verlo: predicadores cristianos, vestidos con la mismas vestes que los gerentes de Bancos, con la Biblia en la mano y repitiendo incansablemente los Provervios, dando clases de moral, y asustando a todos con el Castigo Divino. 
    Jamás se les verá vestidos con la misma ropa de quienes les escuchan; no predicarán a voz desnuda y sentados en una silla igual a todas las demás. A modo de ejemplo, les cuento una anécdota que viví en un pequeño pueblo del nordeste brasileño: Cierta vez, me llega un cliente que decía ser empresario del comercio local y fervorosamente católico. Ese mismo día, era uno de los tantos feriados religiosos que hay en Brasil. Como yo estaba trabajando, me preguntó porqué lo hacía, siendo feriado. Cuando le di mi argumento no-religioso, comenzamos a conversar del tema; en un determinado momento, le hablé de los predicadores (curas y pastores) que parecían ejecutivos y hablaban en un templo con acústica, micrófono en mano y amplificadores com modernos parlantes,  y en voz bien alta, casi gritando. Le hice saber mis dudas, ante la poca falta del humilde ejemplo de Jesús, y para mi sorpresa, me respondió: "¿Usted cree que si estuviera vestido como todos, y hablara como todos los presentes, alguien lo escucharía?".
  Este ejemplo, nos demuestra la necesaria estrategia inductora a la que acuden quienes saben que no poseen el poder de convicción que genera la auténtica Fe y el auto-convencimiento de lo que predican. Lo mismo, sucede con los políticos y los falsos revolucionarios (casualmente, éstos son capitalistas neo-liberales).
  Siempre ha sido así, no es monopolio de nuestros tiempos que Medio Oriente esté al rojo vivo por causas religiosas. El fanatismo de los que salen a matar y a matarse, sí es religioso, pero...¿quiénes los fanatizaron religiosamente, y por qué? Insisto, siempre ha sido así, y cuando apareció un noble judío que comenzaba a revolucionar esa vil estrategia, lo torturaron y lo crucificaron públicamente: "¡Para que todos vean, lo que les puede pasar si siguen sus pasos!". Dió tan buen resultado ese ejemplo, que aún hoy, casi 2000 años después, aún se utiliza.
  "Él era un zelote revolucionario, que cruzó Galilea reuniendo un ejército de discípulos para hacer llover la ira de Dios sobre los ricos, los fuertes y los poderosos - explica Aslan en el comienzo de su libro -. Zelote, es una palabra derivada del aramaico, significa: alguien que cela el nombre de Dios y que pertenecía a un movimiento nacionalista judío, en el primer siglo de nuestra era; los zelotes pretendían expulsar a los romanos  por la fuerza."
  Según Aslan, Jesús compartía algunas de las ideas igualitarias de los zelotes, y así que se estableció en una villa de pescadores en Cafarnaum, comenzó a buscar discípulos (compañeros de guerrilla) "entre aquellos que se vieron expulsados al margen de la sociedad, cuyas vidas habían sido interrumpidas por los cambios socio-económicos que ocurrían por toda Galilea" (Nota del Post: cualquier similitud con nuestros días, no es casualidad).
"Él era visto como alguien con autoridad - continúa Aslan - pero al contrario de los Escribas inaccesibles y de los sacerdotes ricos, parecía un hombre del pueblo, un regalo de Dios" (N.del P: nos recuerda al Che, y más recientemente, al Papa Francisco - habrá que ver si este último es sincero, y si lo es, ¿cuanto va a durar en su cargo?.
  La prueba de que Jesús pretendía liberar a los judíos del yugo romano por las armas está, según Aslan, en el pasaje del Evangelio de Mateo, en el que el Cristo les dice a los Apóstoles: "¡No penséis que vine a traer paz a la Tierra; no vine a traer paz, más sí la espada!" 
  Luego, Jesús pasa de las palabras a la acción: al llegar al Templo de Jerusalén para la Páscua Judía, se enfurece con la visión de centenas de personas vendiendo, comprando y cambiando monedas en el local sagrado. Con un chicote en la mano, expulsa a los que allí vendían y compraban, derriba las mesas de los cambistas y acusa a los comerciantes de profanar el local de culto y de mercantilizar la fe.
  Para Aslan, el episodio revela todos los "secretos mesiánicos" de Jesús. "Atacar el comercio del templo era una ofensa semejante a atacar a la nobleza clerical, algo que, considerando la enmarañada relación del templo con Roma, era lo mismo que atacar al propio Imperio" - escribe.
  Si Jesucristo fue en realidad un revolucionario - en el mejor sentido de la palabra - ¿cómo fue posible la conversión en un pacifista humilde, que enseña a amar a todos, hasta el propio enemigo?. Fue, según Aslan, obra de los Evangelios canónicos y de los epístolos de Pablo Terso, escritos después de la crucificción, en el período en el que la persecución a los judíos y a los primeros cristianos se intensificó. Recelosos de ser vistos como insurgentes, los primeros seguidores del cristianismo, quisieron alejarse del fervor revolucionario de Jesús. "Así comenzó el largo proceso de transformar a Jesús - nos dice el autor del libro - de en un revolucionario nacionalista judío, en un líder espiritual desinterasado de las cuestiones terrenales. Como judío, Jesús se revelaría contra cualquier noción de que Dios pudiera encarnarse en un humano. Por eso, la ascención de Jesús a la divinidad, surgió casi treinta años después de su crucificción, por las manos de judíos cristianos que, en el intento de evitar las persecuciones del Imperio, "transformaron a Jesús revolucionario en un semidios romanizado. Fue de esa manera, que Pablo creó la religión universal, sin distinción entre personas, que tres siglos después conquistó el Imperio Romano y se diseminó por el mundo".
  ¿Por qué Jesús salió de Nazaret y fue para Judea por primera vez? Aslan deja en las entrelíneas que fue para juntarse a los zelotes revolucionarios (N. del P: cualquier semejanza con nuestro Che...¿será casualidad?).

           
      Imágenes extraídas de Google

  No debe sorprender, el hecho de que aquellos que suelen discrepar con todo, y con todos los que huelan a izquierdistas, hagan comentarios con intenciones ridiculizantes - porque es su estilo -, de todas formas, me urge aclarar que no es mi intención hacer una comparación  igualitaria, entre Jesús de Nazaret y Ernesto Che Guevara, como tampoco creo que sea la de Reza Aslan. Apenas demostrar, que ambos han sido mal estigmatizados convenientemente por las clases dominantes. Siempre será así, mientras continúen apareciendo peligrosos líderes y estadistas  con ideales humanistas, cuyo objetivo en común, no sea otro que el de la imposición pacífica - o no - de la Justicia Social en su más real y auténtico significado.

                            *                     *                  *

   Walter E. Carena
    Twitter: @wcarena   

4 comentarios:

  1. El Che marco el inicio de la revolución de la clase desposeída, y hoy los latinoamericanos no es el mismo de ayer ni lo volverá a serlo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En todos los siglos aparecen revolucionarios dignos de ser llamados Próceres de nuestro continente. Ya se atisban algunos candidatos, hay que esperar para ver quién será el próximo.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos!

      Eliminar
    2. usted es un delincuente mediático.

      Eliminar
    3. Aunque muy pobre, te agradezco el comentario. Nosotros somos delincuentes porque ayudamos e incentivamos a la gente a pensar? En cambio las religiones hacen exactamente lo contrario: lavan cerebros indiscriminadamente.

      Eliminar