Buscar este blog

martes, 15 de octubre de 2013

HAITÍ  ESTRATÉGICO: Entrada del Golfo de México; Mercado Turístico - Inmobliario; Corazón del Caribe.

    

   
   
Imágenes extraídas de Google.

   Poco más de 10:000.000 de habitantes (2009) viviendo en escasos 27.750 Kms2. Territorialmente, 6,5 veces menor que Uruguay; demográficamente, 3,5 superior que este país sudamericano.
  Esta primera apreciación, demuestra el total desinterés de los países y organizaciones sociales de las Américas, en ayudar en la planificación  de una infraestructura social, económica y política, a la "Nación de las Desgracias", como la han llamado más de una vez.
  El Golfo de México, es un área de extrema relevancia militar para USA, pues es la puerta de entrada atlántica a las dos naciones aliadas más extensas de la región: EEUU y su satélite México. Soy consciente, de que llamar a los Estados Unidos de México, de satélite de los Estados Unidos de Norte América, suscitará sinsabores en muchos hermanos mexicanos. Pero no deja de ser una triste realidad (como también, lo son gran parte de sus vecinos latinoamericanos).
  Esta Puerta Atlántica, está obstruída desde hace más de 60 años, por una isla: la República de Cuba. Es la única masa continental que se interpone entre el océano Atlántico abierto, y el continente norteamericano. Lo importante, no es que el obstáculo sea una masa continental, sino que también es una maciza y resistente masa ideológica. Hasta poco más de la mitad del siglo XX, las maffias italianas y judías radicadas en EEUU, soñaban con hacer de Cuba un paraíso fiscal, sexual, inmobiliario, turístico y de grandes diversiones, donde todo estaría permitido, menos la legalidad. Las ganancias en dólares brotarían como géiseres en toda la isla, sin pagar otro impuesto, que no fueran los sobornos a las "autoridades" de ambos países. Con el triunfo de la Revolución socialista liderada por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara,  amparada por la URSS, los sueños mafiosos se hicieron pedazos, y les quedó hasta hoy atragantada como una espina roja, a la que no pueden remover.
  EEUU ya se metió en el bolsillo a toda América Central (con excepción de Nicaragua) y a todo el Caribe (con excepción de Cuba). Domina ampliamente todos los mercados de esa parte del Atlántico. Sus naves marítimas y aéreas, civiles y militares, campean libremente por toda la región - menos en la puerta de entrada de su nación -.
  Haití ya podría ser, desde hace varios decenios, otra Puerto Rico, República Dominicana o Las Bahamas, si no fuera por sus habitantes, es claro...
Haití proclamó su independencia el 1 de enero de 1804, siendo el segundo país del continente americano,9 y primero de América Latina en acceder a ella tras un singular proceso revolucionario de carácter abolicionista iniciado en 1791 que desembocó en una prolongada lucha armada contra Francia, la potencia colonizadora desde finales del siglo XVII. Este proceso convirtió a Haití, cuya base étnica poblacional tiene en un 95% su origen en habitantes del África subsahariana, en escenario del primer caso en la Historia Universal por el que la rebelión de la población sometida al sistema de esclavitud condujo a su emancipación y a la abolición de esta forma de explotación de forma autónoma y perdurable en el tiempo, sentando un precedente definitivo para la supresión del comercio transatlántico de personas. Este episodio es específicamente recordado por las Naciones Unidas mediante la Resolución 29/C40 para la constitución del Día internacional del recuerdo de la trata negra y de su abolición celebrado cada 23 de agosto,10 y la institución de la medalla Toussaint L’Ouverture, en homenaje a uno de los líderes de la revolución haitiana. (Wikipedia)
...éstos, tienen la resistencia a las injusticias grabadas en su ADN.
  Ocupar y apoderarse de Haití por la fuerza, implicaría cometer el peor genocidio del que se tenga noticia en nuestra era contemporánea. Comprometería para siempre - o por tiempo indeterminado - todo tipo de relaciones comerciales y políticas latinoamericanas y de otros continentes, con quién se atreviera a llevar a cabo tal aventura.
  Primero Francia, y después EEUU, han utilizado métodos terroristas no convencionales, como golpes de estado, contra-revoluciones y formación de mafias locales, para ponerlos a unos contra otros, con el fin de socavar emocionalmente esa resistencia innata de los haitianos. Sin éxito.
  Hay quién sostiene (con mucha lógica), que ya se están utilizando métodos naturales, como cataclismos provocados tecnológicamente (terremotos, temblores de tierra, etc) y/o epidemias fatales http://noticias.terra.com.br/mundo/america-latina/vitimas-de-colera-no-haiti-processam-a-onu-na-justica-dos-eua,ed5311028b991410VgnCLD20000
http://despabilar.wordpress.com/2010/01/14/como-provocar-terremotos-es-posible-mira-como-funciona-el-arma-de-los-dioses/
 http://www.voltairenet.org/article163732.html
 http://www.tecmundo.com.br/tecnologia-militar/8018-haarp-o-projeto-militar-dos-eua-que-pode-ser-uma-arma-geofisica.htm

con el cobarde propósito de destruir la moral del pueblo haitiano, para que llegue el momento en que se crea que sería mejor ser gobernados por el sistema eeuunidense, aunque se les imponga la moderna esclavitud, que se sobrevendría si así fuera.


 La región impasible.

   Llama la atención - y duele mucho - la impasibilidad de la UNASUR, CEPAL y todas las organizaciones que agrupan a los paises americanos. Nos preguntamos el porqué de este desinterés regional, por la suerte y vida digna de Haití.
  No es con militares Cascos Azules, que se demuestra empatía y auténtica solidaridad hacia el pueblo haitiano. Si cada país de estas organizaciones, aportara algún porcentaje de sus PIBs, y profesionales voluntarios para reorganizar la infraestructura socio-económica (como hace Cuba con los de la Medicina), se podría, en un tiempo relativamente corto, mejorar sustancialmente la vida de los habitantes de la "Nación de las Desgracias". Serían pasos muy importantes, para que Haití dejara de sufrir el acoso de intereses mezquinos e inhumanos.
  Haití tiene muchas bellezas y riquezas naturales para ofrecerle al resto del mundo, pero no para ser explotadas por magnates mafiosos, completamente carentes de buenas intenciones.
 
         
     

  Divulgando este, y trabajos similares, estaremos contribuyendo humildemente a formar ideas y conceptos, respecto al combate a la injusticia crónica, que sufre nuestro hermano pueblo haitiano.



                               *                      *                     *
                      

    Walter E. Carena
   Twitter: @wcarena
 

2 comentarios:

  1. Gracias Walter me alegro mucho tus palabras, Soy Haitiano, lo que tu dices es pura realidad, pero pocos de mis compatriotas lo saben, porque ellos son marginalizados por los USA, FRANCIA, USA ... Abajo el imperialismo carajo !

    ResponderEliminar
  2. Estimado amigo Sandy: Te agradezco mucho el reconocimiento a mi trabajo y celebro que te haya alegrado. Haz lo posible para que tus compatriotas también lo lean, el traductor adjunto ayudará a que lo entiendan.
    Sé que hay muchos hatianos que como tú, son parte de la resistencia a los imperialismos, solo hay que motivarlos.
    Saludos!

    ResponderEliminar