Buscar este blog

lunes, 8 de octubre de 2012

De las trampas mediáticas, y algo más.
Resultado real de las elecciones Presidenciales en Venezuela.

                                                                               2006 - 7:309.080 / 2012 - 8:062.056


    Estos son los resultados de los votos que obtuvo el Pte. Hugo Chávez Frías  en las dos últimas elecciones presidenciales.
    No sería asunto de un artículo especial, si no fuera por las constantes "trampas" noticiosas que los medios, de forma necia e irresponsable, le hacen a su audio-televidencia.
    Están regocijándose, porque los números porcentuales de los sufragios a favor del gestor del Bolivarismo, han caído casi 10%, respecto a la elección anterior; afirman con total desparpajo, que el pueblo venezolano le dió un tirón de orejas a su máximo líder, por no poder controlar el aumento "alarmante" de la violencia, y por la estatización de Empresas que están siendo subsidiadas para que no "aparezcan" como no rentables. Primero, analizemos lo de la diferencia porcentual:
    En el 2006, la opocisión, compuesta por varios partidos, votaba fragmentada, ya que cada partido tenía su candidato; y cada candidato obtenía un porcentaje de sufragios, de manera que el opositor más votado, nunca llegaba al 40%. Debido a esta lógica, fue que resolvieron conformar un "Frente Amplio" de derecha, algo inédito - la derecha copiando estrategias de la izquierda - que les daba posibles chances de ganar las elecciones; sumaron los números porcentuales de la elección 2006, y constataron que el resultado era un porcentaje bastante promisor.
    Quieren hacer creer, que esta vez Chávez fue menos votado: Es la primera vez desde que asumió en 1999, que la diferencia con la oposición es tan corta. Esto señala que los venzolanos comienzan a cansarse de tanto "populismo". Es lo que se repite en cada noticiero de TV y en la Prensa escrita, aquí en Brasil. Ni por asomo se les ocurre aclarar, que esa diferencia está asociada a la unión de la derecha, lo que motivó la disminuición de la pereza electoral de los opositores
    Cuando discutí esto con algunos clientes y amigos, se me replicó que este análisis no tenía nada que ver, pues los porcentajes se referían a la cantidad de habilitados para votar. No niego este argumento, pero cuando les muestro los números publicados en Google, se quedan sin respuesta; alguno me dijo que las reformas en el sistema electoral, habían aportado nuevos y más habilitados. Tampoco niego esto último, pero....¿El aporte de nuevos electores, fue solo de votantes chavistas? El que me diga que así es, no merece participar del debate, por su alto grado de necedad.
    En una radio uruguaya, que estaba escuchando hoy de mañana, la pareja de periodistas que conduce el programa de noticias y opiniones, resaltaba que la enfermedad de Hugo Chávez le impediría concluir su tercer mandato. Lo que no dijeron, es que si para decir tal cosa, estaban munidos de las copias de los laudos médicos del líder Bolivariano, dejando entrever que lo dicho por el Mandatario, de que ya estaba curado del cáncer, no era cierto, por lo tanto, subliminalmente lo acusaron de mentiroso.
    Lo que realmente les molesta y les duele, son esos  752.976 votos a más de la elección pasada, que esta vez obtuvo el Presidente venezolano.
    Para quién se resiste a creer en la maldad política de algunos sectores, es muy difícil entender como aún hay opositores en los países que se han beneficiado enormemente, negociando con el actual Gobierno del país de Bolívar.
    Segundo, nos queda el tema de las Empresas estatizadas y las "Obras sociales llevadas a cabo con la enorme renda del petróleo". Es absolutamente cierto. Las Empresas que estatiza, y estatizará el Gobierno, son aquellas, que como las cosas han cambiado, de tal forma, que los empresarios ya no pueden especular con los salarios de sus obreros, ni con los precios de sus productos, ni con los driblings que solían hacerle a los tributos, optaron por practicar una desobediencia tributaria disfrazada de "Inminente quiebra". De esa forma, no solo dejaban de pagar sus obligaciones con la Administración Pública y a los proveedores, si no que también esperaban contribuir para elevar el número de desocupados, con la esperanza de herir la imagen del Gobierno.
    Inteligentemente, éste asume las deudas de la Empresa en cuestión, y asegura la fuente de trabajo a miles de obreros. Ellos lo quieren hacer ver como un derroche de divisas públicas.
     Los negocios que PDVSA ha venido haciendo con países de Latinoamérica y el Caribe, privilegiándolos con menores precios que para el resto del mundo, con plazos de pago más extensos y menores intereses, por el simple hecho de ser Naciones hermanas, lo ven como un acto de soborno para conquistar adhesiones, y no como de buena vecindad, solidaridad y unificación.
    Yo les pregunto: ¿Preferirían que esas divisas fueran hacia Paraísos Fiscales? ¿O que se gastaran en adquirir estúpidos artículos superfluos, sin retorno económico más que para los especuladores de los puertos, que se enriquecen con ¿quién sabe que  obscuras  maniobras, manipulando los contenedores de las importaciones? No me extrañaría, si alguien me respondiera que así debería ser. Para nuestra suerte, quienes piensan de esa forma,  gracias al Socialismo, cada vez son menos.

     Walter E. Carena
     Twitter: @wcarena

No hay comentarios.:

Publicar un comentario